tapetes impresos

 

Los tapetes impresos son el mejor ejemplo de las pocas cosas positivas que va a traer esta crisis económica a la sociedad. Antaño los comercios no solían preocuparse de la imagen que transmitían de cara a los clientes, de modo que era muy habitual entrar en una tienda y encontrarse con un verdadero desastre de decoración en el que la única cosa que hacía volver a los clientes era el hecho de que esos productos no podían encontrarse en cinco o seis kilómetros a la redonda; ahora con la enorme competencia existente en todos los sectores, la decoración de los comercios es uno de los aspectos que más se cuida dado que competir en precios es algo ya casi imposible con los márgenes tan bajos que se suelen manejar.

Esta decoración está protagonizada por los pequeños detalles. Por ejemplo, los tapetes son un objeto decorativo que puede colocarse tanto en el interior del comercio como en el exterior, y su función decorativa no es otra que la de llamar la atención de clientes potenciales y la de facilitar el recuerdo del nombre de la tienda en el momento de compartir la experiencia con los conocidos.

Y ojo, que a día de hoy no hay excusa para no tener muy en cuenta el tema de la decoración en un comercio: con Internet cualquiera puede comprar cientos de tapetes por un precio muy asequible y sin necesidad de moverse del negocio o de casa, ya que los tapetes llegan por mensajería allá donde se requiera y por lo tanto uno no tiene que preocuparse más que de utilizar un bonito diseño para su tapete.

tapetes impresos

 

Los tapetes impresos hoy en día son todo un recurso imprescindible para cualquier comercio que desea destacar frente a su competencia. Con los tiempos que corren no hay más remedio que atacar por otros frentes para tratar de seguir recibiendo clientes, y una de las formas más efectivas de captar clientes pasa por utilizar en el comercio una decoración única que llame la atención a primera vista y que invite a pasar dentro aún si en principio esa persona no tenía pensado comprar nada relacionado con la tienda que tiene delante de sus ojos.

Dejando a un lado el recurso de colocar tableros luminosos al más puro estilo de un bar, lo cierto es que hoy en día está de moda emplear una decoración minimalista que sin resultar demasiado “bruta” consiga captar la atención de todo aquel que pase por delante del comercio. Los tapetes impresos son la mejor forma de cumplir dos funciones al mismo tiempo en un negocio: por un lado la función de complemento decorativo y por otro lado –algo que mucha gente no sabe- la función práctica de impedir que la suciedad entre dentro del comercio dentro de las suelas de las zapatillas de los clientes, ya que al pasar por encima del tapete esa suciedad se queda acumulada en él.

Se mire como se mire, el tapete es algo imprescindible en cualquier comercio que se precie y por lo tanto hay que tenerlo muy en cuenta tanto en el momento de abrir un nuevo negocio como en el momento de pensar en una nueva decoración para un comercio que ya esté en marcha.

tapetes personalizados

 

Los tapetes personalizados actualmente son muy significativos en el éxito de un negocio a pie de calle. Si no fuera por los tapetes que suelen verse habitualmente en los negocios de las calles comerciales, probablemente los clientes no sabrían decidirse por uno u otro comercio y finalmente acabarían por entrar al primero que vieran durante su búsqueda; los tapetes llamativos colocados en la entrada de un negocio son la mejor forma de entrar por los ojos a todos los potenciales clientes que pasen por delante del local.

La función de los tapetes personalizables no es otra que captar la atención de personas que en otro caso quizás ni se hubieran fijado en la tienda delante de la que están pasando. Pero ojo, que muchos comerciantes olvidan también la función práctica de los tapetes: proteger el interior del comercio de la suciedad que pudiera acumularse debido a los clientes que entran con zapatillas llenas de barro. En los días de lluvia los empleados agradecen tener que limpiar solamente el felpudo en vez de hacerlo por toda la tienda, de modo que el tapete lejos de ser solamente un complemente decorativo también es un objeto muy práctico que toda tienda debería tener.

Y dado que en Internet actualmente abundan las tiendas de tapetes online, nunca es mal momento para revisar al menos por curiosidad cómo se hacen los diseños de los tapetes personalizados ya que al fin y al cabo la vista previa de los felpudos es completamente gratuita y no tiene ningún compromiso.