Cómo saber si un billete que recibimos es falso.

A muchos nos suele suceder que vamos a comprar algo a un negocio y cuando nos dan el cambio de vuelto tenemos dudas sobre la originalidad de algún que otro billete. Por eso vamos a ver algunos puntos importantes a tener en cuenta:

  • Tocar el billete.

    Eso, tócalo. Los adultos hace años que venimos manejando dinero y conocemos su textura, que dicho sea de paso, es inconfundible. Si se trata de dólares entonces tendrán las iniciales del banco Central Europeo, las cifras que indican el valor del billete.. El grosor es mayor en el diseño principal, en los carácteres gráficos y en la cifra que aparecen en el anverso.
    Pero tengamos en cuenta que muchas veces recibimos billetes deteriorados que aún conservan su validez.

  • Girarlo.

    Si hablamos de euros, el parche holográfico (50, 100, 200 y 500) alterna, al girar el billete, la representación del valor del billete con una ventana o una puerta. Además, de fondo aparecen cículos concéntricos realizados con microtexto de colores.

    La banda holográfica (5, 10 y 20 euros) alterna, por su parte, el valor del billete y el símbolo del euro sobre un fondo multicolor, aunque en los bordes permanece el valor sin importar el ángulo con el que se vea.

    La banda iridiscente (5,10 y 20 euros), situada en el reverso, es una banda dorada en la que se muestra el valor del billete y el símbolo del euro.

  • Mirar el billete.

    Miremos el papel a contraluz y vamos a diferenciar lo siguiente:

    La marca de agua. El papel tiene diversos grados de grosor que confieren una transición gradual de la zona más oscura a la más clara, al contemplarlo de esta manera.
    El motivo de coincidencia se encuentra en una esquina del billete, donde aparece su valor a trasluz al sumar los trazos inconexos del anverso y el reverso.
    El hilo de seguridad se trata de una línea oscura en la que se localiza escrito el valor del billete y también la palabra ‘euro’.
    – Por último, el punteado aparece en la banda y el parche holográfico. Esta marca consiste en la aparición del símbolo del euro punteado.

  • Comprobar.

    Como mencionamos al principio, si es que tienen alguna duda no tiene que darnos vergüenza el comprobarlo delante de quien nos lo ha dado, de mirarlo, girarlo y poder ver si es falso o no. Los billetes, también se puede analizar de dos maneras distintas:

    Con lupa. En distintos puntos del billete hay pequeños caracteres gráficos. Por ejemplo, en la palabra EYPΩ (Euro, en griego), escrita en el anverso, aparecen las letras del billete perfectamente nítidas.

  • Con luz ultravioleta. Esto se utiliza en muchos mercados y tiendas grandes de comercio. Al exponer el billete a esta luz, el papel no resplandece; en el caso del euro, aparecen fibras de colores rojo, azul y verde; la bandera de la Unión Europea se ve en verde y las estrellas en naranja; la firma del presidente del Banco Central Europeo, en este momento Jean Claude Trichet, se torna verde, y las estrellas grandes y los círculos del anverso resplandecen al igual que el mapa y el puente del reverso.