tapetes con logotipo

 

Los tapetes con logotipo no dejan de ser una muestra más de las técnicas que están teniendo que empezar a utilizar los comercios para tratar de destacar frente a su competencia. Hoy en día no le sorprende a nadie encontrarse con dos o tres tiendas exactamente iguales en una misma calle, de modo que la única forma de que el cliente se dedica por una u otra tienda es tratar de llamar su atención a través de elegantes recursos decorativos que queden bien con la decoración exterior de la tienda y que resulten lo suficientemente atractivos como para convencer a ese cliente de que entre al comercio.

La última moda en tapetes consiste en personalizarlos mediante la impresión de un logotipo (véase el logotipo de la empresa a la que pertenece el comercio o simplemente un dibujo identificativo del tipo del negocio del que se trata). Esta personalización es únicamente posible gracias a Internet, ya que resulta que desde las tiendas de tapetes online actualmente los usuarios tienen completa y total libertad para diseñar sus tapetes y ver cómo va quedando el resultado a través de un completo editor que permite elegir desde los materiales del felpudo hasta sus colores.

La consideración más importante a tener en cuenta es utilizar siempre felpudos que se correspondan con el tipo de clientela habitual que se pasa por ese comercio, para así acertar con la elección y gustar por completo a los clientes.

tapetes impresos

 

Los tapetes impresos se están abriendo cada vez más hueco en el terreno tan complicado del negocio de la publicidad. Es una manera muy eficaz de acercar el logotipo de nuestro negocio al público. Otra ventaja de los tapetes impresos, muy importante especialmente en los tiempos de la dura crisis financiera que esta sufriendo el mundo occidental, es el bajo coste de nuestra “campaña publicitaria”.

Cuando los bancos han cerrado el grifo de préstamo para las “pymes”- pequeñas y medianas empresas, muy pocas de ellas pueden permitirse las formas de publicidad mas “sofisticadas” y a la vez más caras. El felpudo de toda la vida con el logo de nuestro negocio impreso seguro que no pasará desaparecido entre el público,  lo que significa llamar la atención de nuestros posibles clientes. Lo que han confirmado los profesionales de todo el mundo que trabajan en el mundo de la publicidad, es que el reconocimiento de nuestra marca es primordial a la hora de captar nuevos clientes y abrir nuevos mercados para nuestros productos. Es donde el tapete impreso puede ser un aliado perfecto y sin la necesidad de reembolsar grandes cantidades de dinero.  Forma parte de la publicidad directa, la más eficaz y con el menor coste.

A parte de todas las ventajas mencionadas anteriormente no podemos olvidarnos del aspecto decorativo de los felpudos impresos. Nos proporcionan la elección entre una infinita cantidad de modelos, formas y colores. Todo esto sin moverse de casa porque todo el proceso lo podemos manejar vía internet sentados cómodamente.